Hace aproximadamente 4 años Fredy llegó a la familia RFP, Grupo Constructor con una herida grave en una de sus orejitas. Alguien lo lastimó con un machete y, como pudo, lastimado no solo en su piel sino en su alma, llegó a Altos de Berlín, en donde no solo encontró ayuda, sino una oportunidad para cambiar su vida.

Mientras el peludito sufría por su herida, fue llevado a una clínica veterinaria en donde además le diagnosticaron desnutrición severa. Lo hospitalizaron, le brindaron la atención necesaria tanto con medicamentos, alimentos y por supuesto, inmensas dosis de amor, salvándole la vida tras pasar por un amargo capítulo; es así como se convirtió en parte fundamental de RFP.

Actualmente, Freddy ha defendido numerosas veces a sus compañeros de obra y en el camino, ha sufrido otras lesiones por las que ha tenido que ser hospitalizado nuevamente con riesgo de morir, pero a todo ello ha sobrevivido, por lo que recibió el nombre de Freddy Krueger y el apodo de ‘siete vidas’.

Los colaboradores de Altos de Berlín y de toda nuestra compañía, lo recuerdan con amor, lo describen como “un animalito muy cariñoso, que brinda compañía en horas de almuerzo y madrugadas, por ello amamos a nuestro guarda estrella”.

Este amigo incondicional sigue acompañando a la familia RFP y recibe cada día el amor que necesita para trabajar al lado de sus amigos de obra, quienes lo ayudaron a dejar la soledad de las calles en Ibagué.

Hoy rendimos un homenaje a nuestro Freddy, compañero incondicional, fuerte y perseverante, nuestra mascota del mes.

¡Nuestras mascotas son el gran ejemplo de amor y responsabilidad con el medio ambiente de RFP!

Agrega Tu Comentario